Los paraísos perdidos (1985)

Una mujer vuelve al territorio de su infancia, localizado en una ciudad castellana, después de haber crecido en el vacío que siguió a la guerra civil española. A su regreso se enfrenta a la muerte de su madre, al reencuentro con los lugares y personas que compusieron su entorno antes del exilio y al posible destino del legado de su padre, ya fallecido. Al tiempo que lleva a cabo esa “recuperación” de su pasado, la protagonista traduce el Hiperión, de Hölderlin, y esa tarea se convierte en cauce privilegiado para sus reflexiones sobre “los paraísos perdidos”: el futuro negado, el exilio, el desarraigo, la posibilidad de mantener la esperanza.